¿Por qué asistir a terapia individual?

Para...

 

· Aceptarnos y valorarnos.

 

· Sentirnos capaces y seguros.

 

· Regular nuestras emociones y ser feliz.

 

· Sanar heridas y crecer a partir de lo vivido.

 

· Empoderarnos de nuestra sexualidad.

 

· Aprender a poner límites y elegir mejor.

 

¿Por qué asistir a terapia individual?